Manacor, localidad histórica
Manacor es una ciudad y un municipio español de la isla de Mallorca, en la comunidad autónoma de las Islas Baleares. Situada al este de la isla, es la capital de la comarca de Levante y la cabeza del partido judicial homónimo. En el año 2010 contaba con 40.859 habitantes. Su término municipal tiene una superficie de 260 km² y una densidad de 156,96 hab/km² y se encuentra situado a una altitud media de 80 msnm. Por su población, Manacor es el tercer municipio de la isla y el segundo en cuanto a superficie.


El Municipio de Manacor Mallorca Islas Baelares


Los primeros indicios de presencia humana en los territorios que hoy en día ocupa el término municipal de Manacor se remontan a 2000-1200 a. C. De este período destacan las cuevas artificiales como lugar de enterramiento (cova de s'Homonet en Son Ribot, Mitjà de ses Beies en Sa Sínia Nova, etc.), y las navetes, construcciones aisladas o agrupadas en poblados, utilizadas como habitáculos (sa Marineta, s'Hospitalet Vell, etc.)

De la época talayótica destacan las construcciones de l'Hospitalet Vell, Bosc, Bellver, Bandrís, Son Sureda y Sa Gruta. Los hallazgos submarinos de materiales en Porto Cristo señalan un ámbito frecuentado por los romanos. Los restos de las basílicas de sa Carrotja y Son Peretó indican comunidades cristianas consolidadas. Son Carrió. El origen de la ciudad de Manacor es probablemente anterior a la dominación islámica. El año 1300 Jaime II concedió a Manacor el estatuto de villa. De los inicios urbanísticos se han conservado la Torre del Palau y la fortificación de algunas casas rurales como la Torre de ses Puntes y la Torre dels Enagistes. De la época medieval es necesario recordar el papel de Manacor en los conflictos sociales con el protagonismo de un personaje destacado : Simó Tort.


El Municipio de Manacor Mallorca Islas Baelares


Un hecho importante fue la fundación del convento de Sant Vicenç Ferrer por la Orden de los Predicadores en el año 1576, iniciándose, al mismo tiempo, la construcción de la iglesia barroca y el nacimiento de la barriada de Fartàritx, donde se concentran los molinos de viento que marcan la fisionomía de esta zona de la ciudad. A principios del siglo siguiente, la rden comenzó el claustro. Con la desamortización del año 1835, los bienes de la orden pasaron a manos del estado, destinándose las dependencias del claustro a servicios municipales y a juzgado.

En 1879 se inauguró la línea de ferrocarril Inca - Manacor y en 1902 se fundó la primera fábrica de perlas artificiales, convirtiéndose con ello en el centro comercial e industrial del Llevant mallorquín. Desde 1912, Manacor posee el título de ciudad. A finales del siglo XIX se construyó la nueva iglesia de Nostra Senyora dels Dolors, obra del arquitecto Gaspar Bennazar, que se ubicó en el mismo lugar que las iglesias anteriores (la más antigua posiblemente construida sobre una mezquita árabe).
-